.

escuelíZate

...y mejora tu vida escolar !


Reconocimientos

  • a nivel nacional e internacional

  • ...Gracias por el apoyo !

Qué hacer si tu hijo no te cuenta lo que le ocurre


Padres   
Cuentale a tus amigos »

Qué hacer si tu hijo no te cuenta lo que le ocurre


Los niños quieren tener una comunicación saludable y positiva con sus padres, y sus padres también la quieren con sus hijos, pero entonces, ¿por qué no se da esa comunicación tan deseada en muchas ocasiones? Los niños pre adolescentes y adolescentes sólo necesitan una invitación a la comunicación para hacerlo, y otros sólo requieren más tiempo para abrirse.

Los niños para poder sentirse cómodos con sus padres contando sus cosas necesitarán que sus padres estén más abiertos a hablar ellos también querrán hablar un poco más. Si tu hijo parece que no te cuenta las cosas que le importan o le preocupan, recuerda que todo puede mejorar. Es necesario que como padres puedas aprovechar algunas herramientas y poder así, llegar a un nivel de comunicación más profundo con tu hijo.

Herramientas escuchar a tu hijo


Hay algunas maneras para escuchar realmente a tu hijo y asegurarte de que él sabe que estás a su lado y que realmente le estás escuchando:

Dale toda tu atención. Si estás ocupado deja las tareas que estés haciendo y escúchale plenamente.

Reflexiona sus emociones. No te burles de lo que siente, recuerda que su mundo es más pequeño que el tuyo por lo que cada acontecimiento es más grande para él.

Evalúa las palabras que dice. Si no entiendes la situación que ocurre dale la oportunidad a tu hijo de volver a explicar lo que ocurre.

Fíjate en el lenguaje corporal. Los pre y adolescentes hablan mucho con su lenguaje corporal pero tú también debes comunicarse atención con el tuyo. Inclínate hacia adelante y mueve la cabeza en señal de escucha.

Haz preguntas. Cuando tu hijo te esté contando algo hazle preguntas para que sepa que estás interesado en su vida.

Fíjate en su comportamiento. Si notas que tu hijo da portazos, está negativo o enfadado quizá haya algo que le preocupa de la escuela o en la relación con un amigo o persona que le importa.

Estate atento a los momentos de vulnerabilidad. Los adolescentes en ocasiones pueden descomponer lo que tienen en su corazón, cuando esto ocurre es bueno preguntarte si quieren consejos o si necesitan que sólo les escuches, así se sentirán comprendidos sin que puedan haber juicios por sus sentimientos.

Herramientas para la comunicación


Lo que comunicas a tu hijo es importante, puedes marcar la diferencia en la conversación con tu hijo para que se sienta más cómodo en el momento de hablar contigo y de contarte sus cosas. Pero es necesario tener en cuenta el contexto para la comunicación y la forma de llevarlo a cabo.

Habla con tu hijo

Escoger el momento


Los niños se sienten más cómodos cuando hablan con sus padres si hay algo en lo que centrarse cuando las cosas se ponen complicadas en la comunicación. Me refiero por ejemplo a las “válvulas de escape” y hablar con los hijos mientras se viaja en coche, mientras se come un helado o en la comida, cuando se está jugando a un juego, mientras se camina en el parque… es decir, mientras se hace alguna actividad diferente. Los pre adolescentes y adolescentes quieren hablar pero no quieren sentir presión por hacerlo.

Evita las distracciones


Una válvula de escape es buena idea, pero una “válvula de seguridad” es un alivio para ellos. Si hay alguna distracción que llama la atención es mejor eliminarlo. Por ejemplo, cuando hables con tu hijo apaga el móvil o cierra el portátil. Si quieres hablar con tu hijo en el salón pero está el hermano jugando con la pelota, será mejor encontrar un mejor momento para la conexión como por ejemplo armar un rompecabeza (puzzle) en su dormitorio.

Fíjate en lo que funciona para tu hijo


Si encuentras algo que funciona para poder hablar con tu hijo, no dudes en utilizarlo. Intenta desayunar o comer con tu hijo todos los días y establece un hábito comunicativo para que se sienta cómodo para abrirse, incluso si quieres preguntarle cosas más complicadas. Pero intenta no tener una lista de preguntas porque si tu hijo nota que esos momentos se convierten en interrogatorios o le hace sentir presión, empezará a alejarse de esos momentos contigo.

02/06/2016

Tiempos de chamos

Ahora que lo leiste, compartelo con tus amigos

Estamos trabajando en una plataforma genial, intuitiva y hasta divertida que favorece la vida escolar y motiva a la consecución de objetivos académicos de una manera natural.

Mientras esto ocurre, tenemos el placer de compartir contigo estas interesantes aventuras y relatos que a todos nos interesan.

ACOMPAÑANOS !

  escuelíZate ...y mejora tu vida escolar !